domingo, septiembre 10, 2006

DELACIÓN EN IRÁN

Liberales y laicos
Las potencias occidentales están muy preocupadas por las intenciones reales del programa atómico de Irán, y algunos de sus líderes abiertamente sospechan que no se trata de otra cosa que de un intento de lograr la bomba atómica, y no del aprovechamiento de la energía nuclear con fines pacíficos. No sé si estamos ante maniobras de distracción para mantener ocupado al mundo con otros asuntos, pero lo cierto es que no se trata de la única bomba de destrucción masiva que esconde el territorio iraní.
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, acaba de pedir a los universitarios de su país que denuncien ante el líder de la revolución a los profesores “liberales y laicos”. Liberales y laicos, es decir, librepensadores, no sujetos a los dictados y normas del Islam, código de conducta que explica y dicta el comportamiento de los súbditos a los que se aplica, que lo mismo sirve para un roto que para un descosido, que explica simplista y minuciosamente la realidad, sobre todo la de la edad media, por muy compleja que nos parezca.
A nosotros, los que profesamos una de las tres religiones verdaderas, ya no nos sorprende esta vuelta cíclica de los fundamentalismos, de los intentos por resucitar los regímenes teocráticos. Nuestros monseñores Rouco y Cañizares se encargan de cuando en cuando de recordar el odio de los talibanes cristianos, al igual que los judíos y musulmanes, al “laicismo”. Una vez muerto el comunismo, como muñeco ideológico sobre el que hacer vudú, aparece el laicismo como el enemigo a batir, doctrina perversa que lleva en su seno el germen de la desaparición futura del tinglado monumental de la industria de las religiones.
De esas lecturas de verano de las que os hacía partícipes el otro día, recorto un párrafo del Tratado de ateología, de Michel Onfray (Anagrama) que explica a la perfección los efectos devastadores que la bomba de Alá y su Libro santo pueden generar en una de las más avanzadas sociedades islámicas del planeta: Todo lo que habitualmente define al fascismo se encuentra en la propuesta teórica y práctica del gobierno islámico: la masa conducida por un líder carismático e inspirado; el mito, lo irracional y la mística ascendidos al rango de motor de la Historia; la ley y el derecho creados por la palabra del líder. (...) El odio a la Luces -razón, marxismo, ciencia, materialismo, libros-; el régimen de terror policial; la abolición de la separación entre esfera privada y dominio público.
Esto de que los líderes políticos animen a los estudiantes a velar por la ortodoxia ideológica de sus profesores ya lo ensayó hace décadas la “banda de los cuatro” de triste memoria en la China de Mao, con resultados desastrosos. Es una de las páginas más negras y vergonzosas de la historia de la humanidad, y una de las más inútiles.

1 Comments:

Blogger Adelchi said...

Me parece impresionante ver como sigue el mundo occidental criticando culturas diferentes, buscando escusas para trasformarlas a su disposicion.
se invadio irak en busca de armas quimicas que nunca se encontraron, se invadio afghanistan en busqueda de una persona que tampoco se encontro, ¿ahora es el turno de Iran?
Estados Unidos posee armas nucleares mucho mas poderosas y ha mostrado no tener problemas para ocuparlas porque no se preocupan de fiscalizar las naciones unidas estados unidos y dejar en paz a los paises mas pequeños.

11:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Babies R Us Coupon
Babies R Us Coupon